Reflexología Podal y Quiromasaje

A través de la práctica del deporte, sobretodo en artes marciales, se interesó en el Quiromasaje como método de ayuda y autoconocimiento para mejorar y reeducar al cuerpo para la actividad diaria, prevenir lesiones y rentabilizar los esfuerzos que realiza el organismo, teniendo como profesor experimentado a Vicente Laparra. Esta fue la base  de la que partió, para luego complementar su formación con Reflexología Podal y Masaje Metamórfico, con Cecilia Palomares  y Quiropraxia y Máster de Quiromasaje con Salvador Borja, añadiendo también el Linfodrenaje Manual de mano de José Tronch, discípulo directo de Illona Rosvenge.

Una vez afianzados estos conocimientos, buscó una conexión con la parte más energética y sabia de las técnicas orientales del cuerpo con el Shiatsu y el Masaje Tailandés.

En total lleva 15 años trabajando con las diversas técnicas conocidas y 9 años formando alumnos de Quiromasaje, Reflexología Podal, Linfodrenaje Manual y Shiatsu.