HEMOS VISTO A MUCHOS DEPORTISTAS CON TIRAS DE COLORES EN DIFERENTES PARTES DEL CUERPO, PERO… ¿QUÉ SON ESOS VENDAJES?

 

DIFERENCIAS ENTRE EL VENDAJE FUNCIONAL Y EL VENDAJE NEUROMUSCULAR

 

TAPING O VENDAJE FUNCIONAL

Es la técnica más extendida y utilizada en Estados Unidos en el mundo del deporte. El tape o esparadrapo es extremadamente rígido y necesita un pre-vendaje o pretape para proteger la piel de posibles irritaciones. La irritación aparece debido al estancamiento de la humedad, al elevado contenido en látex y a la compresión elevada que sufre la piel, músculos y articulaciones. Se suele aplicar inmediatamente antes de la actividad para prevenir y proteger lesiones agudas, se utiliza durante un período de tiempo corto y se suele quitar inmediatamente después de la actividad. Se considera un vendaje de protección o preventivo.

 

VENDAJE NEUROMUSCULAR

Es una técnica terapéutica que no solo ofrece el apoyo o protección que necesita el paciente, sino que al mismo tiempo favorece y facilita la recuperación de la zona. Las tiras de vendaje mejoran el rango articular, sin afectar a la biomecánica del paciente. El esparadrapo no contiene látex, produciendo muy pocos problemas de irritación de la piel y pudiéndose aplicar en todo tipo de población, incluidos lo niños y los ancianos. No existe compresión de la piel, siendo muy cómodo de llevar. Los vendajes se pueden llevar durante 3-5 días. Es resistente al agua y permite una transpiración adecuada evitando acumulaciones de humedad. La circulación sanguínea y linfática se ve mejorada con este tipo de vendaje permitiendo una pronta recuperación y alivio del dolor.

 

Historia del Vendaje Neuromuscular

El método del Vendaje Neuromuscular ha entrado de una manera arrolladora en el mundo de la Rehabilitación y de la Medicina deportiva. Desarrollado por el doctor Kenzo Kase hace casi 25 años en Japón, el Vendaje Neuromuscular está arrasando en el mundo de los vendajes terapéuticos. Este método de vendajes utiliza unas exclusivas cintas de tape (esparadrapo) elástico que han sido diseñadas imitando las propiedades de la piel y cuya finalidad es el tratamiento de lesiones musculares, articulares, neurológicas y ligamentosas así como la reducción de la inflamación y del linfedema.

 

Funciones del Vendaje Neuromuscular

Las funciones que se atribuyen al Kinesio Tape son la capacidad de reeducar el sistema neuromuscular y propioceptivo, mejorar la postura del paciente gracias a la información sensoriomotriz que le aporta, facilitar el drenaje linfático, reducir el dolor, y acelerar el proceso de reparación de la lesión permitiendo en todo momento el movimiento y facilitando la circulación y su consiguiente aporte de nutrientes. El Kinesio Tape da soporte y estabilidad a las articulaciones y músculos sin afectar a la amplitud del movimiento. Es una técnica basada en el proceso de autocuración del cuerpo.

 

Como utilizar el Vendaje Neuromuscular

El método del Vendaje Neuromuscular implica vendar sobre los músculos y el resto de estructuras de interés con el fin de asistir y disminuir las tensiones que actúan sobre las estructuras lesionadas. Todos los vendajes derivados del Vendaje Neuromuscular se caracterizan por permitir al paciente una movilidad completa, al tiempo que refuerzan la articulación o músculo lesionado. De esta manera permiten al deportista el desarrollo de la actividad aportando un refuerzo desde el punto de vista funcional. La segunda modalidad del Vendaje Neuromuscular (esto es el vendaje linfático) previene el sobreuso y ayuda a facilitar la circulación linfática las 24 horas del día. Esta segunda modalidad está mayormente indicada en la etapa aguda de la rehabilitación. Las técnicas correctivas incluyen vendajes con propiedades mecánicas, linfáticas, analgésicas, reeducativas y propioceptivas y se utilizan tanto para ligamentos como para tendones, músculos, cápsulas articulares, cicatrices, etc. El Vendaje Neuromuscular puede utilizarse conjuntamente con otras terapias como la crioterapia, hidroterapia, masaje y estimulación eléctrica entre otras.

 

Como actúa el Vendaje Neuromuscular

El Vendaje Neuromuscular actúa en la activación del sistema neurológico, el sistema procesador de la información propioceptiva y en el sistema circulatorio. El sistema músculo-esquelético no sólo actúa en los movimientos del cuerpo sino que también interviene sobre la circulación sanguínea y linfática, en la temperatura corporal, etc. Por lo tanto, una afectación en los músculos afecta a varios sistemas. De ahí la importancia de tratar el músculo con el objetivo de que recupere prontamente y de la manera más competa posible su funcionalidad, para secundariamente activar el  propio proceso de autocuración del cuerpo. Diversos estudios demostraron que, por medio del Vendaje Neuromuscular y mediante una cinta elástica, se podía ayudar a la musculatura a recuperarse mediante asistencia externa no invasiva. El empleo del Vendaje Neuromuscular ha supuesto un nuevo acercamiento para el tratamiento de nervios, músculos, y órganos.

 

Éxito del Vendaje Neuromuscular

Desde la introducción de Vendaje Neuromuscular en los EE.UU y posteriormente en Europa, diversos especialistas de la medicina como fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, médicos, podólogos deportivos, etc., han reconocido y utilizan día a día esta modalidad calificándola de eficaz, segura, y fácil de usar. El métodoy el tape o cinta utilizados permiten que el individuo reciba las ventajas terapéuticas las 24 horas del día y durante 3 o 4 días consecutivos, que es el tiempo que el vendaje puede permanecer sin despegarse. Sus propiedades de resistencia al agua permiten que el individuo lleve una vida normal sin necesidad de preocuparse por el vendaje. Actualmente, el Vendaje Neuromuscular está siendo utilizado en diversos hospitales, clínicas, universidades y en equipos de deportes profesionales de todo el mundo, y su aceptación y acogida está haciendo que sea una de las técnicas preferidas por los profesionales de la salud.

 

Vendaje funcional, aplicación práctica, preventiva de las lesiones de tobillo

El vendaje es un método muy común usado en el mundo deportivo, el método de oclusión precursor de los actuales adhesivos, se inició hace unos 20 años a través de preparadores y entrenadores, con el paso del tiempo y los adelantos científicos que ha incorporado la medicina, lo que antes era una simple aplicación artesanal, hoy se ha convertido en una técnica científica en la que existe un vendaje para cada lesión específica.

 

El objeto de estos vendajes es el mantener, estabilizar y reforzar estructuras biológicas. Tienen un carácter esencialmente funcional y van destinados principalmente las aplicaciones en la práctica deportiva, ya sea con finalidad terapéutica o preventiva, se aplican directamente sobre la piel. Son vendajes muy específicos en los que hay que tener en cuenta diferentes datos del sujeto como: anatómicos, fisiológicos, biomecánicos, así como la situación clínica presente (analizando siempre los mecanismos lesionales).

 

La aplicación sistemática del vendaje adhesivo es un error en si mismo, deben emplearse funcionalmente ya que sino, se pueden volver en contra cuando las indicaciones y las técnicas de realización no son adecuadas.

 

Los vendajes funcionales no deben constituir la exclusividad del tratamiento, sino formar parte de un conjunto de prácticas terapéuticas (fisioterapias y médicas) que es cuando encuentran toda su eficacia.

 

OBJETIVOS

Los vendajes terapéuticos son los que se utilizan con más frecuencia.

Los vendajes preventivos se aplican en sujetos sin lesión actual pero que han sufrido episodios traumáticos anteriores.

La contención adhesiva terapéutica tiene como objetivo mantener y estabilizar en posición acortada (más o menos) el conjunto de las diversas estructuras biológicas lesionadas.

 

Antes de cualquier realización práctica deberemos analizar y explorar las consecuencias del traumatismo, tanto desde el plano anatómico como el funcional. Este vendaje disminuye las manifestaciones lesionales, colocando en posición relajada y antiálgica los elementos lesionados y permitiendo una cicatrización en posición correcta.

 

Conviene aclarar que esta estabilización no contribuye una inmovilización estricta ya que hay que respetar una movilidad funcional mínima lo que es una ventaja con respecto a la movilidad posterior y a la calidad del tejido cicatricial.

 

La contención adhesiva preventiva pretende evitar la recidiva lesional como medida alternativa. Este tipo de vendaje no debe colocar a los segmentos en posición de hipercorrección ya que podríamos inducir a una lesión en el lado opuesto. Debe permitir una movilidad articular óptima limitando solamente las amplitudes extremas y sólo se empleará mientras dure la actividad deportiva.

 

MATERIALES UTILIZADOS

En los vendajes funcionales se debe utilizar vendas hipoalergénicas. Hay que distinguir dos tipos de vendas: Las inextensibles y las elásticas.

 

Vendas inextensibles

No se pueden distender ni a lo ancho ni a lo largo, son los vendajes conocidos como “tape” y realizados con lo que generalmente llamamos esparadrapo. Su acción estabilizadora es muy importante. Los anchos habitualmente más utilizados son de 2 y 4 cm.

 

Vendas elásticas

Éstas se caracterizan por el sentido de su extensibilidad, tienen la propiedad de volver, de forma más o menos perfecta, a su estado inicial; existen vendas elásticas que lo hacen en sentido longitudinal, en sentido transversal y en ambos sentidos.

Los más utilizados son los que su elasticidad se produce en sentido longitudinal.

Las vendas adhesivas elásticas no inmovilizan de forma rigurosa permiten una buena graduación de la tensión y dan una gran estabilidad.

Para que un vendaje adhesivo sea eficaz, las vendas activas de corrección solamente deben ser extensibles en una sola dirección. Los anchos más utilizados, generalmente, son 3, 6 y 8 cm.

También el mismo vendaje puede utilizar los dos tipos de vendas, elásticas o inextensibles. En este caso las vendas inextensibles pueden reforzar de manera específica el inicial montaje realizado con vendas elásticas.

 

INDICACIONES CÁPSULO-LIGAMENTARIAS

En los esguinces de gravedad media (los más frecuentes), la contención adhesiva tiene como finalidad colocar y mantener la articulación afectada en situación de acortamiento de los elementos cápsulo-ligamentosos afectados por el traumatismo; esto conlleva una acción antiálgica y  una cicatrización en posición correcta.

En las lesiones cápsulo-ligamentarias, el vendaje puede ser elástico, inextensible o mixto, o mezclando los dos tipos de vendas.

En función de la evolución de la lesión, el terapeuta regula la tensión de las vendas activas elásticas; el vendaje se puede reforzar con vendas inextensibles.

A medida que el paciente se acerca a la fase de curación, más se distienden las vendas para provocar en el paciente un mayor control articular activo.

 

TENDINOSAS

En las tendinitis, el objetivo del vendaje es el de colocar en posición acortada al tendón afectado con la idea de disminuir la tensión en tracción. En las lesiones tendinosas, el vendaje utilizado es casi siempre elástico.

 

MUSCULARES

En una elongación, rotura o desgarro, el vendaje adhesivo tiene por objeto acortar el grupo muscular afectado acercando sus puntos e inserción. Después de una lesión muscular y n el momento de reiniciar las actividades deportivas se tiene que colocar un vendaje circular, apretado pero no compresivo, que puede mejorar el tono muscular y ejercer una acción propioceptiva, pero que no tiene ninguna importancia mecánica de limitación en alargamiento

 

CONTRAINDICACIONES. RIESGOS GENERALES DE LOS VENDAJES

Los vendajes pueden producir irritación mecánica, química o alérgica y sus efectos pueden aumentar debido a la sudoración.

Estaría desaconsejada la utilización de estos vendajes en los casos de lesiones graves, alergias, heridas abiertas y trastornos vasculares.

 

VENDAJE DE TOBILLO CON ESPARADRAPO INELÁSTICO (TAPE)

 

Preparación y protección de la piel:

Es necesario afeitar cuando existe una vellosidad abundante, luego limpiar y desengrasar la piel y finalmente recubrirla con un producto protector en forma de spray que mejore la adherencia del vendaje a la piel y que la proteja de trastornos cutáneos.

Material y método:

Este vendaje se confecciona totalmente con esparadrapo inelástico y se adhiere directamente sobre la piel. Al hacerlo así, este vendaje es muy estable y limita la movilidad de la articulación en todos sus planos.

El pie se coloca en la posición funcional media. Esta posición no debe variarse durante la colocación del vendaje, ya que en caso contrario se pueden producir arrugas en el vendaje que ocasionan puntos de presión y erosiones.