Curso de Reiki

QUIROMASAJE Y REIKI: ¿ PORQUÉ COMBINARLOS?

Reiki puede aumentar la eficacia del masaje. El uso de Reiki durante la sesión de quiromasaje trata el cuerpo de manera holística en todos los niveles en lugar de sólo tratar las dolencias físicas.
La percepción del tacto en el terapeuta mejora, y lo vuelve más consciente del cuerpo y más sensible a las áreas problemáticas de la persona que está recibiendo el masaje.
Los músculos pueden liberarse y relajarse más rápido y fácilmente al combinar Reiki y Quiromasaje ya que el Reiki trabaja en muchos niveles para mejorar el bienestar del cuerpo, al centrarse en la limpieza de los centros energéticos.

El efecto es sinérgico: cada uno realza los efectos del otro. Se pueden integrar en diferentes enfoques.

Al principio del tratamiento antes del masaje, Reiki ayuda a abrir, liberar bloqueos, suavizar el tejido denso y preparar el cuerpo para el trabajo físico que se va a realizar con el Quiromasaje.
Hace que la persona se relaje, y que el terapeuta contacte con el cuerpo de la persona antes del masaje; con la respiración, tacto y temperatura de la piel, y tensiones musculares, para así enfocar mejor el tratamiento a realizar.

Al finalizar el masaje, para equilibrar el cuerpo energéticamente y que este reciba y asiente todo el trabajo realizado con el masaje.

Reiki ayuda al terapeuta a mantener su propia energía, y no exponerla al realizar el masaje. Y al poder hacerse autotratamiento, equilibra el cuerpo del terapeuta y lo limpia energéticamente del intercambio que se realiza al practicar quiromasaje.
En definitiva, cuando se integran se equilibran los patrones de energía del cuerpo permitiéndole funcionar con mayor facilidad y eficiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

limpiar formularioPost comment