Las Flores de Bach son un sistema de autoayuda inocuo, sencillo, suave eficaz. Se preparan a partir de las flores de plantas silvestres, arbustos y árboles. En un sistema completo en sí mismo puesto que abarca todas las emociones básicas del ser humano. Se compone solamente por 38 flores más una flor compuesta llamada Rescue Remedy. Este último también disponible en crema.

Flores de BachAl ser un sistema de autoayuda está basado en la individualización, puesto que cualquier persona con una buena dosis de comprensión, compasión y amor lo puede utilizar. Y aunque es cierto que quizás al principio se recurra a alguien con un amplio conocimiento de las flores, este alguien es sólo un puente entre el primer interés por las Flores y el momento en que la persona sea capaz de autoayudarse con ellas. No se debería olvidar el título del libro “Cuídese Vd. Mismo”, donde el Dr. Bach expone sus concepciones respecto a la enfermedad.

Es un sistema que tiene como bases fundamentales las siguientes: “Tratar la persona, no la enfermedad” y “Tratar la causa, no el efecto”, puesto que la enfermedad, en palabras del Dr. Bach, “no es otra cosa que un desequilibrio entre el alma y la mente; es la consolidación de una actitud mental”.

Edgard Bach creía que cada uno de nosotros tenemos un camino propio y único en la vida. Desviarse de ese camino e ignorar los dictados del alma, conducen a la enfermedad y a la infelicidad.

Por tanto, no es la enfermedad la que importa, es el enfermo. Es atender a la persona, a sus estados emocionales y mentales. Nuestra guía es la forma en la que se ve afectado el enfermo.

Son dos las normas esenciales: alentar la individualidad de la persona, elevar su confianza y esperanza. El punto clave es aliviar a las personas de los estados anímicos anormales y ellas se sentirán mejor.

Es un sistema atemporal, pues si bien es cierto que pueden haber aparecido enfermedades que no existían en tiempos del Dr. Bach, las reacciones a las mismas son iguales. No difiere en nada el miedo que podía existir a la difteria con el que se puede presentar ante el cáncer o el SIDA.

No son placebo tal y como se hace muy evidentes al tratar a bebés, personas inconcientes, animales o plantas.

No se genera tolerancia a las Flores ni dependencia a las mismas. Es decir, el hecho de tomar Flores durante un tiempo mas o menos prolongado no disminuye su efecto, y en caso de resistencia emocional a tomarlas, generalmente, un signo de que la persona no precia determinada flor es que se olvida de tomarla, cosa que no sucedería si generará dependencia.

Las Flores de Bach actúan equilibrando el estado emocional o mental que está desequilibrado en aquel momento, restableciendo el estado natural de la persona. No aportan nada sino que favorecen que se expresen todas las cualidades que una persona posee.

Es a través de una conversación donde se den la escucha atenta, la empatía y la capacidad de acoger a la persona tal cual se manifiesta que se deben sugerir las Flores para un momento determinado. Cualquier otro método, en principio puede no resultar eficaz.

Las Flores de Bach exclusivamente en “The Dr. Edwards Bach Centre, Mount Vernon, Sotwell, Wallingford, England”. Actualmente las flores que se utilizan se recogen en las mismas regiones donde las descubrió el Dr. Bach.

38 flores de bach

38 flores de Bach

EL Dr. EDWARD BACH

Dr. BachEl Dr. Edward Bach (1886-1936) se licenció como médico en 1912, e interesándose por la inmunología, estudió bacteriología y ocupó el puesto de patólogo y bacteriólogo en el Hospital Homeopático de Londres (1919-1922), interesándose por la homeopatía. Elaboró los nosodes que llevan su nombre.

Deseaba poder sustituir los nosodes por hierbas, pues así el tratamiento no contendría nada relacionado con la enfermedad, y así en 1928 encontró las tres primeras flores que constituirían su sistema. Hacia finales de 1929 decidió abandonar todos los demás métodos de tratamientos y utilizar únicamente estos comentarios. Dijo: “Que la sencillez de este método no los disuada de su utilización, pues descubrirán que cuanto más avancen sus investigaciones tanto más habrán de advertir la sencillez de toda la creación.

En Octubre de 1936 escribió “Nuestro trabajo debe consistir en aferrarnos sólidamente a la simplicidad y pureza de este método”… “por su sencillez puede ser utilizado en el seno del hogar”, “Aquellos que lo mantengan puro como es libre de toda influencia de ciencias y teorías, y tan simple como lo es todo en la Naturaleza, será quienes obtengan los mayores beneficios”.

Artículo de la Revista Masaje